Funded by Ayudas a la Creación de Artes Visuales 2017 - 18 CAM, Ministry of Education and Culture of Spain. Thanks to the Area of Biochemistry and Molecular Biology Dept. of Inorganic, Organic and Biochemical Chemistry. Faculty of Environmental Sciences and Biochemistry University of Toledo, Castilla La Mancha Spain.
Mehr Fantasie, pulverize plasma TV screens, size varies, sample detail 26 kilos.  View of the exhibition, ‘Extra-Planetary Commitment’, lítost gallery, Prague. 16 March 2019 – 28 April 2019. https://litost.gallery/en/exhibiting/julia-varela/ 

Groc Projects Barcelona, 2019. Link: https://grocprojects.com/
Mehr Fantasie plantea preguntas críticas sobre los desechos electrónicos y su impacto en el medio ambiente. Los desechos electrónicos como pantallas de plasma, lentes virtuales de la realidad han sido transformados, amplificados y reproducidos en otra materia física, en polvo arenoso aterciopelado gris. Se trata de una obra sin forma, ni medio. El material es capaz de adaptarse a múltiples formatos expositivos. 
Al pulverizar las pantallas de plasma lo que sucede es que se han reproducido, multiplicado subdividido en pequeñas partículas, cada una de las cuales, de una forma u otra, sigue actuando como el dispositivo original. La noción de desbaste, de destrucción se refiere aquí a una multiplicación, a un mecanismo de subdivisión inabarcable. La obra intenta recrear el devenir futuro de todo dispositivo. En definitiva, la desintegración constituye el destino de todo medio electrónico ya que no existe tecnología capaz de reciclar los metales pesados (plomo, cadmio, mercurio, europium) que se fusionan para dar forma y sentido al esqueleto de la electrónica.  
La obra alude a un momento futuro en el que las pantallas de plasma, olvidadas y enterradas bajo tierra durante siglos se descomponen, se deshacen, se transfieren y expanden a través de la tierra y por medio del interior de nuestros cuerpos. Mehr Fantasie aborda cómo este tipo de objetos no devienen obsoletos. Por el contrario, continúan su trayectoria ‘evolutiva’. Al devenir desechos su funcionalidad se cuatriplica.
Los mecanismos de poder intrínsecos en los materiales es un tema que exploro con frecuencia. Hay una cita muy básica de Judith Butler en la que siempre pienso y que ha acompañado a mi trabajo desde hace muchos años, dice así: no existe ningún cuerpo fuera del poder – puesto que la materialidad de cuerpo – de hecho, la materialidad misma – es producida por y en relación directa con el poder.
Mehr Fantasie viene precedida de una investigación relacionada con la gestión y uso de los residuos electrónicos de varios casos específicos, uno de ellos se resume a continuación. En 2019 se generon cerca de 53.6 millones de toneladas de residuos electrónicos al año a nivel mundial. El principal centro de recepción y procesamiento de basura electrónica se situa en Ghana país de África occidental. Los procesos mas contaminantes relacionados con la gestión de la chatarra electrónica suelen trasladarse a territorios en vías de desarrollo como África ya que carecen de leyes medioambientales. Así, gran parte de los residuos electrónicos del mundo se transportan a Agbogbloshie situado en la ciudad de Accra (Ghana), donde niños y familias extraen el cobre, aluminio quemando los dispositivos electrónicos. Los niños que trabajan con la chatarra electrónica queman los cables para extraer el cobre, los vapores tóxicos contaminan el aire y el suelo de Agbogbloshie donde se estima que viven miles de personas. Los humos tóxicos se depositan en el suelo contaminando la tierra y alimentos. Estudios han detectado altos niveles de plomo, aluminio y cobre en la sangre de los habitantes de la ciudad de Agbogbloshie.

Back to Top